Chile: Las consecuencias de que los canales abiertos no implementen la TV Digital
Chile: Las consecuencias de que los canales abiertos no implementen la TV Digital

Luego de la publicación de las observaciones recibidas por Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) a su plan para el despliegue de la Televisión Digital, los canales de TV abierta se cuadraron argumentando que, de mantenerse las exigencias establecidas por la autoridad, el proyecto no sería viable.

Esto porque no se encontrarían en las condiciones económicas óptimas para entregar los aparatos de recepción para todas las televisiones del país, además de su instalación, mantención y garantía.

Según entendidos, una de las consecuencias inmediatas de lo anterior sería que los canales no participaran en proceso de licitación de TV Digital, lo que retrasaría el proceso, mientras que las siete señales de cobertura nacional sólo continuarían transmitiendo sus contenidos de manera analógica.

Esta opción los mantendría al aire, de la misma forma que lo hacen hoy, por un plazo de entre cinco y diez años, estimación que hacen algunos expertos para la renovación tecnológica, donde llegaría el fin de los aparatos sin recepción digital integrada.

El actual escenario

Hoy los canales de recepción libre y gratuita son Canal 13, Chilevisión, Mega, Televisión Nacional de Chile, La Red, UCV y Telecanal. Pero sólo dos localidades del país -la Región Metropolitana y La Serena- tienen acceso a todos ellos. Por su parte, otras siete localidades alcanzan la señal de seis canales y once localidades captan los contenidos de cinco de las estaciones.

Pero la realidad es que la mayoría del territorio nacional, representado por 271 localidades pertenecientes a distintas regiones, capta la señal de cuatro o menos canales de tv abierta. Así también, 79 zonas adicionales tienen cobertura suficiente para acceder a sólo un canal de TV y alrededor de un 8% de la población chilena simplemente está fuera del área de cobertura y no consigue ver televisión abierta.

En la industria señalan que esta situación pone en evidencia la imposibilidad de exigir por ley una cobertura indoor del 100% a la TV Digital, porque la experiencia de otros países lo demuestra y porque ninguna de las tecnologías inalámbricas -como la telefonía celular o el internet wifi- lo exige.

Agregan que una de las soluciones es que las personas que quieran recibir TV Digital inviertan en aparatos decodificadores, o set top box, que cuestan entre $ 10 mil y $ 15 mil y que se pagan sólo una vez. Con esta tecnología lograrían entregar cobertura a las zonas donde la única forma de acceder en la actualidad es mediante televisión de pago, beneficiando a los sectores de más bajos recursos.

Por eso esperan que la autoridad acceda a nuevas instancias de debate, para plantear sus soluciones y las modificaciones necesarias para que el plan se apruebe y la implementación se realice en los plazos estimados.

 

Fuente: Diario Financiero 2014-08-20