Uruguay: en 3 meses canales 4, 10 y 12 deberán emitir señal digital
Uruguay: en 3 meses canales 4, 10 y 12 deberán emitir señal digital

Ya otorgados los canales digitales de aire en Montevideo y el resto del país, las empresas y organismos que las gestionarán se deben preparar para emitir. Los nuevos adjudicatarios comerciales en la capital, el consorcio Giro y VTV, tienen un año como máximo para empezar a funcionar, en tanto que los canales actuales (4, 10 y 12) deben hacerlo antes de febrero de 2014. 

Para ello, las empresas que administran desde hace décadas los canales abiertos cuentan con equipamiento propios adquirido con anterioridad para poder emitir con esa tecnología. Resta, según dijeron a El Observador fuentes oficiales, alguna inversión en estudios. De todos modos, mantendrán la emisión por señales analógicas hasta que se produzca el apagón analógico en noviembre de 2015.

En paralelo, los hogares que no tengan equipos para poder recibir las señales deben cambiarlos. Quien no se haya actualizado en tecnología, prenderá la televisión y no verá un solo canal una vez que se concrete el encendido digital. El Poder Ejecutivo había dispuesto un plazo máximo para recibir televisores importados sin las exigencias mínimas que permitan ver las nuevas señales digitales y, a la vez, poner en marcha un proceso de certificación en el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU) para los nuevos artefactos. La administración piensa negar el trámite en la Aduana a los televisores que no cuenten con esa nueva certificación de LATU.

Por demora de estos procesos el gobierno decidió prorrogar la fecha límite, que era noviembre de 2013. En un decreto del 21 de octubre, el presidente José Mujica habilitó una postergación de 120 días. Alude a una petición de la Cámara de Comercio de Artículos de Electricidad y Electrónica, pero según explicó a El Observador el asesor en televisión digital del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), Luis Ferrari, la postergación responde también a una demora en la llegada de equipamiento donado por Brasil.

Ese país había comprometido un laboratorio para testear la tecnología interactiva (conocida como Ginga), una de las novedades que incorpora la televisión digital, pero llegó después de tiempo y complicó el calendario establecido.

Quienes en su casa no tengan un televisión con un sintonizador de la tecnología ISDB-T incoporado, un decodificador, o bien una canalera digital de un operador de televisión para abonados, deberán invertir en tecnología. Para facilitar esa transición el gobierno piensa ayudar a las familias de bajos recursos.

Los cableoperadores, por otra parte, deberán incorporar los nuevos canales a su grilla, según lo establece la ley de servicios de comunicación audiovisual (ley de medios), que está en la agenda del oficialismo para aprobarse en la actual legislatura.

Potencialmente, todos los televisores sirven, inclusos los de tubo. Sin embargo, deben ser adaptados con una caja para poder sintonizar las nuevas señales, que tiene un costo aproximado de US$100.

En su plan de negocio, el consorcio Giro plantea la posibilidad de adquirir una partida de cajas decodificadoras para vender a una comunidad de televidentes, creada con base en los suscriptores del periódico La Diaria y el mensuario Lento, según informó a Búsqueda su administrador, Damián Osta.

 

Fuente: AeTecno

28/10/2013